Develando los misterios de Ceres

Imagen tomada por NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Comparación de tamaños de la Tierra, la Luna y Ceres

Ceres es un planeta enano ubicado en el cinturón de asteroides entre las órbitas de Júpiter y Marte, es el planeta menor más grande dentro de la región interior a Neptuno. Con 945 km de diametro, su masa representa cerca de un tercio del total de todo el cinturón de asteroides.

 

La nave espacial Dawn (Amanecer) de la NASA cuya misión como su nombre indica es dar luz sobre el origen del sistema solar y particularmente la evolución de los planetas terrestres, está orbitando a Ceres desde hace un año, pero recientemente comenzó su última etapa, en la cual logra su máximo acercamiento (385 km de altitud) y donde quedará para siempre cuando complete su misión (o agote su energía). Menor altitud significa mejores fotos, y mejores fotos nos permiten ver más detalles, que es lo que todo el mundo quiere desde que se observaron misteriosas zonas altamente reflectivas o “brillantes” en Ceres, que además cambian en el tiempo. Acá vemos como fueron mejorando las imágenes de Ceres:

Telescopio HST – 2004

Dawn, primera etapa

Dawn, segunda etapa

Dawn, tercera etapa

 

Y estas son las obtenidas en órbita baja (cuarta etapa) que el equipo de Dawn dio a conocer hace unos pocos días.

La montaña Ahuna Mons, con 5000m de altura y una pendiente brillante

Los puntos brillantes en el interior del crater Occator, uno de los más interesantes

Cada día más y más data llega desde Dawn, datos que van a llevar años en ser completamente analizados. Por el momento, una de las preguntas más interesantes es qué material es el que brilla dentro de los cráteres y por qué. Se habló mucho de esto la semana pasada en la Lunar and Planetary Science Conference LPSC, en Texas. Se sabe desde hace mucho que Ceres es rico en agua, pero se descartó que el material sea hielo (excepto en el caso del crater Oxo). Los análisis multiespectrales apuntan a que estas zonas son “jóvenes” y tienen distintos orígenes: vulcanismo, desliz de terreno, y flujo de material muy volátil. Para confirmar o desechar las hipótesis, el equipo tiene que analizar los datos topográficos del mapeo que hizo la nave, lo cual llevará un tiempo.

En cuanto a la composición de la superficie de Ceres en general, los primeros resultados indican presencia  de magnesio, amonio y carbonatos. Algo llamativo es que la presencia de amonio sugiere que los materiales de la superficie de Ceres vendrían del sistema solar exterior, incluso quizás Ceres podría haberse formado allí y haber migrado.

Una de las conclusiones generales en la conferencia fue que al contrario de lo que se pensaba, la capa exterior de Ceres es mucho más rica en roca que en hielo.
Siendo el último cuerpo importante del sistema solar interior que faltaba visitar, entender la evolución de Ceres es importante para comprender mejor como se formaron y evolucionaron los planetas rocosos del sistema solar y  por supuesto comprender esto significa mejores herramientas para analizar sistemas planetarios extrasolares.

Para más info recomiendo este video que sacó la NASA hace unos días (en inglés):

Fuentes:  planetary.orgWikipediaJPL

 

About the Author

Juan Serrano
Estudiante de astronomía. Probablemente me verán escribiendo sobre exoplanetas, sistema solar y misiones espaciales. contacto: juann.serrano@gmail.com

1 Comment on "Develando los misterios de Ceres"

  1. Me encantó Juan. Buenísimo!!!!!!

Leave a comment

Your email address will not be published.


*